martes, 26 de junio de 2012

Silvederma y furacin

El silvederma (sulfadiazina de plata) y el furacin (nitrofural) son pomadas antibacterianas muy utilizadas para el tratamiento de quemaduras, a continuación explicare sus características y diferencias y cual es la mejor opción.

La sulfadiazina de plata (silvederma) es un antibiótico tópico a diferencia del nitrofural (furacin) que es un antiséptico, la posología del silvederma es de una a dos veces al día y del furacin una vez al día o cada pocos días (esto es según el último prospecto revisado del furacin, antes la posología era cada 6h), aunque en la practica diaria siempre se ha aconsejado la cura con furacin cada 48h.

El silvederma es una pomada liposoluble y el furacin hidrosoluble, esta es la principal diferencia y en la que me voy a basar para recomendar más una pomada que otra.

Una característica de las  quemaduras y exceptuando las de primer grado, es que suelen ser heridas exudativas y me centraré en las de segundo grado superficial y profundo, ya que las quemaduras de tercer grado no se suelen tratar en la atención primaria. Si el exudado es una característica de las quemaduras y el furacin es hidrosoluble, nos encontramos que el nitrofural se disuelve con el exudado de la quemadura, quedando normalmente desplazado en una zona del apósito secundario y alejado del lecho de la herida, con lo que no nos esta sirviendo para nada. La sulfadiazina de plata al ser liposoluble no se disuelve con el exudado y mantendría sus características y acción bactericida sobre el lecho de la herida.

Mi recomendación sería ante quemaduras infectadas o de alto riesgo de infección  tratarlas con silvederma cada 12-24h. y quemaduras no infectadas o de bajo riesgo de infección tratarlas con cura en ambiente húmedo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario